envío gratis a partir de 35€

5 razones por las que los gatos aman las cajas de cartón.

Los gatos prefieren las cajas

Todos los que habéis convivido con gatos sois consciente de una verdad absoluta que orbita sobre estos despeluchados: no importa la sofisticación y el alto precio que inviertas en regalarle un juguete. Él siempre se quedará con la caja de cartón. No los culpamos, al fin y al cabo los seres humanos también nos hemos quedado embobados explotando el papel burbuja mientras ignorábamos el contenido del regalo, así que de tal peludo, tal pelotudo.

Da igual cuán brillante, colorido o didáctico sea su nuevo juguete, hay una ley gravitatoria que empuja a nuestro gatete hacia la caja. Si tienes suerte, lo mismo trastea el juguete dentro de la caja, pero asume desde ya que le va a prestar la misma atención que le prestas tú a las cookies de internet. 

Lo cierto es que más allá del propio mito, esto sucede en casi todas las razas y es una divertida curiosidad que tiene varias explicaciones. 

Aquí te explicamos 5 razones por las que los gatos aman las cajas de cartón.

Seguridad

Este es el motivo más popular por el que nuestros gatetes se meten en las cajas. La caja le proporciona un escondite, un refugio seguro donde tiene cubierta su retaguardia. Al fin y al cabo, por muy señoritingos que los tengamos en casa, los gatos son animales depredadores y las cajas les ofrecen esa trinchera segura desde donde acechar y emboscar al que se le ponga por delante. 

Es decir, desde su caja tienen un campo de visión que controlan a la perfección. Sin ningún ángulo muerto por donde les pueda aparecer un depredador, con lo que se sienten mucho más seguros. 

Alivio del estrés

Esto es consecuencia directa de la primera razón. Es decir, al sentirte seguro, tus niveles de estrés se reducirán y esto en gatos es algo muy importante. De hecho, es recomendable cuando llevamos por primera vez a casa a nuestro gatito, no solo trabajar con ellos para enseñarles a usar el arenero, sino también proporcionarles este tipo de escondite. Ya que en varios experimentos se ha demostrado que ayuda a reducir el estrés y agiliza la adaptación a su nuevo entorno. Cuántos quisiéramos una cajita de cartón en el trabajo, ¿verdad?

Calorcito

El aislamiento es otro de los motivos por los que los felinos optan por introducirse en la caja. Al fin y al cabo, el cartón cumple una labor  maravillosa reteniendo el calor corporal y esto es muy apreciado por nuestros gatetes. Hay que tener en cuenta que la temperatura habitual de estos oscila entre 38 y 39ºC, llegando a los 39,5ºC en los bebés, por lo que está más que justificado que busquen constantemente abrigo.  

Evitar el conflicto

Otro motivo por el que pueden buscar resguardo es para huir de los conflictos o de alguna situación que no ha sido agradable. De esta manera, en su zona de confort alivian el malestar y las emociones negativas. En su lugar feliz, su ira y ansiedad idealmente se desvanecen. Claro que pasar demasiado tiempo dentro de la caja tampoco es bueno, así que asegúrate de pasar tiempo jugando con él y dándole mucho amor. 

Olores estimulantes

Los olores asociados con el cartón pueden recordarles a territorios de aire libre y naturaleza. De donde originalmente vienen. Esta teoría, aunque no está cien por cien confirmada, tiene cierto sentido. Y es que el cartón emite distintos olores que nuestro explorador necesita olisquear. Al fin y al cabo, una caja de cartón pasa por muchas manos y lugares y conjuga un caleidoscopio de olores que los mantiene entretenidos. 

Así que amigos, nuestra recomendación es que hagáis un reparto equitativo con los regalos: para ti la playstation y para el gatete la caja. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados