envío gratis a partir de 35€

10 curiosidades sobre los Galgos

Cualidades de la raza del galgo

Los galgos son una raza de lo más genuina e interesante que nos ha acompañado en diversos escenarios a lo largo de la historia y de los que apenas conocemos mucho más a parte de su agilidad, velocidad y su gran instinto depredador. Sin embargo, a pesar de su esbelta y aerodinámica constitución, lo cierto es que a esta raza le gusta más un sofá y un Netflix que a nuestra batamanta. Porque aunque el refrán dicte que la liebre es una centella, pero el galgo corre más que ella, estos perretes se pueden tirar 18 horas durmiendo sin despeinarse. 

Pero vamos a profundizar un poco más sobre esta particular raza de perro y, para ello, vamos a contarte 10 curiosidades sobre los galgos que posiblemente no conocías. 

 

  • El perro más veloz del mundo
  • Es el perro más rápido del mundo y ocupa el puesto 18 entre los mamíferos más veloces del planeta. Pueden llegar a alcanzar velocidades entre 60 - 70 km/h. ¿A qué te has cansado de leerlo? Pues por eso, de la que pueden se echan su siestazo ilimitado. No los culpamos.  

     

  • Un gran depredador
  • Históricamente han acompañado a reyes y conquistadores por su instinto depredador. A día de hoy, lamentablemente, todavía se usa con este fín o para competición en carreras, esto hace que los galgos sean la raza que más se abandona en España. Por ello, es importante concienciar sobre las infinitas razones para adoptar

     

  • La cola del galgo actúa como timón 
  • Cuando corren el rabo del galgo actúa como una guía, de manera que aprovechan su aerodinamismo para dirigir su carrera. 

     

  • Tienen un rango de visión de 270º
  • Los galgos tienen un rango de visión de 270º, lo que les permite detectar objetos que se encuentran incluso detrás de ellos. Además, tienen visión estereoscópica, lo que significa que pueden captar objetos en movimiento, que menos mal que siendo el perro más rápido del mundo no le han convertido en un Rompetechos. En definitiva, el galgo confía más en su vista que en su olfato. 

     

  • El pelaje de los galgos puede ser de hasta 18 colores enteros
  • El galgo español suele caracterizarse por un pelaje corto, fino y muy liso, aunque también hay variedades con un pelo más duro, áspero y largo y los colores más comunes son negro, amarillo, canela, rojo y blanco. Pero esta raza, de manera global, puede presentar hasta 18 colores enteros distintos y más de 55 combinaciones. 

     

  • Es una de las razas más antiguas
  • El galgo es una de las razas de perro más antigua, de hecho es la única raza que se menciona en la Biblia. Con su inteligencia y antigüedad, el galgo  podría perfectamente presentar Saber y Ganar. 

     

  • Aristócrata como él solo
  • Es sabido que esta raza ha acompañado a grandes personajes de la historia como Cleopatra, Al Capone, Enrique VIII o Frank Sinatra, entre otros muchos. Es una raza históricamente muy valorada a la que siempre le ha acompañado una gran reputación. Esto explica que en varios periodos de la historia estuviera exclusivamente reservado a la aristocracia, nobleza y, por supuesto, la realeza. 

     

  • Una raza de mucha sangre
  • Los galgos tienen una alta cantidad de sangre, aproximadamente un 11% del volumen corporal. De hecho, estos canijos tienen el mayor número de glóbulos rojos que ninguna otra raza de perro, es el gran secreto de su combustible cuando corren. 

    Además, tienen un grupo sanguíneo universal por lo que muchas veces hacen de donantes para salvar la vida de sus otros camaradas. 

     

  • Una raza saludable aunque friolera
  • Es posiblemente la raza de perro más saludable en lo relativo a enfermedades hereditarias o de predisposición genética. Sin embargo, su exceso de sangre y su piel fina sin apenas grasa hacen que sea una raza friolera, por eso quizás su plan favorito sea el de peli, mantita y Netflix.

     

  • Independiente pero buena gente
  • En definitiva, los galgos son perros nobles, sociables, empáticos, tranquilos, inteligentes e independientes, ya que también les gusta que se les respete su espacio. 

    En fin, Serafín… más corre el galgo que el mastín, pero si el camino es largo corre más el mastín que el galgo.

    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados