envío gratis a partir de 35€

5 razones para colaborar con protectoras de animales

Cinco razones para colaborar con una protectora

Como ya hemos visto en nuestro artículo sobre 5 razones para adoptar a un perro o gato en el mundo son abandonados muchos amiguetes de los que apenas un 50% encuentran un nuevo hogar. Desafortunadamente, España es uno de los países europeos que encabeza esta lista, rozando los 16 abandonos por hora. Por ello, admiramos el gran trabajo que realizan desde los refugios y protectoras de animales que, como ya sabéis, se han visto desbordados con la crisis del covid-19, donde tras la cuarentena se incrementó esta cifra. 


Por ello, desde KOME, nuestro compromiso con estos cracks es tratar de aportar nuestro granito de arena, en este caso de pienso, con las protectoras de animales españolas que necesitan una mano. Por ello, queremos hoy dedicar este espacio para visibilizar el esfuerzo y gran labor que realizan estas asociaciones en el trabajo de encontrarles un segundo hogar a estos bichillos. 


Las razones por las que colaborar con una protectora o refugio son infinitas pero hoy vamos a mencionar cinco razones de peso para que cualquiera se anime, con lo poquito que pueda, a colaborar con estas maravillosas familias cuyo objetivo principal es devolverles la felicidad a estos peludos que han pasado por alguna que otra experiencia desagradable. 


La familia que tú eliges

Colaborar con una protectora de animales es tejer una sólida red de relaciones basadas en la sinceridad, transparencia, solidaridad y empatía. Los lazos que construyes en una protectora son muy poderosos y es algo que te acompañará de por vida. Vas a compartir momentos muy especiales y construir una experiencia única, tanto con el personal como con los peludos. Pasearlos, bañarlos, cuidarlos y en definitiva este acompañamiento con la familia que has elegido, es una experiencia super enriquecedora. 


Tu colaboración puede ayudarles a encontrar un hogar

Con un poco de preparación y trabajando hábitos con los peludos, estás contribuyendo a erradicar ciertas conductas que puedan crear una barrera importante para su adopción. Por eso, es tan importante el tiempo, por poquito que sea, que puedas dedicarles. Ayudar en su socialización, tanto cuando son cachorros como cuando con adultos, es fundamental para evitar conductas que, no trabajadas, puedan llevarlos a un segundo abandono. 


Siembras conciencia a tu alrededor

Esta colaboración forma parte de tu vida y por lo tanto tomará espacio en tus conversaciones. Las anécdotas o aprendizajes que compartas con tu círculo cercano ayudarán a crear conciencia y a acercar la problemática a personas que no tienen un vínculo próximo con el mundo animal. Además, puedes incluso animar a algún amigo a acompañarte y de esta forma hacerle partícipe de esta bonita labor mientras compartís tiempo juntos. 


Cualquier aporte es una gran ayuda

No hay una sola forma de ayudar y esto es fantástico ya que no todos poseemos los mismos recursos. Muchas veces pasa que el que tiene tiempo no tiene mucho dinero y el que tiene dinero no tiene tiempo. Lo bueno es que a las protectoras cualquier aportación les ayuda muchísimo, porque necesitan desde donativos, hasta material, alimento, medicación, ayuda en la difusión, voluntarios y un largo etcétera con el que seguro encuentras la forma de arrimar el hombro. 


Te sale a devolver, como la declaración de la renta

Eso que dicen de haz lo que te gusta y nunca más tendrás que trabajar es totalmente cierto. Es un trabajo, sí, pero tan enriquecedor y con tanto aprendizaje que en muchas ocasiones sentirás que los que te están ayudando son ellos en lugar de tú. Y es que de la nobleza, entrega, fuerza, fidelidad y predisposición tenemos mucho que aprender de nuestros peludos, así que es la universidad más barata que encontrarás. 


Mahatma Gandhi  decía que “Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”. ¿Y si, entre todos, hacemos un poco más país?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados