envío gratis a partir de 35€

¿Qué hacer si a tu perro le da un golpe de calor?

A mi perro le ha dado una insolación

Con el verano y las altas temperaturas, no solo las personas estamos expuestas a insolaciones y golpes de calor, nuestros hiperactivos amiguitos también. Por eso, es importante saber cómo prevenir y reaccionar, llegado el caso, si nuestro perro sufre un golpe de calor.

Como muchos sabéis, este tipo de episodios en los perros puede causar problemas invisibles, como inflamación del cerebro, insuficiencia renal, sangrado intestinal y coagulación anormal de la sangre. Por eso, como siempre, debemos empezar por una buena estrategia de prevención. 

Antes de un golpe de calor

  • Conoce las principales causas de insolación
  • Las altas temperaturas, las horas fuertes de sol, los lugares sofocantes son ambientes que propician estas insolaciones. Si lo acompañas con un descuido como dejar un momentito a nuestro amigo en el coche (un segundito nada más) u olvidarnos de proporcionarles agua o sombra, pues las probabilidades se multiplican. 

    Además, ciertos perretes son más propensos, ya sea por la edad, por sobrepeso o braquicefálicos como los Bulldogs. Por ello, hay que vigilar el ejercicio de estos y su exposición al calor para evitar que una feliz jornada de juego se acabe convirtiendo en un desagradable episodio. 

  • Prevención: Mantén fresco e hidratado a tu amigo
  • Sabiendo esto, lo ideal es mantener constantemente a nuestro peludo hidratado y fresquito. Desde su pelaje, una adecuada hidratación y evitando la exposición al sol en las horas fuertes de calor. 

  • Presta atención a los síntomas
  • Algunos síntomas de agotamiento por calor son un jadeo excesivo y signos de incomodidad, incluso puede manifestar incapacidad de movimiento. 

    Otros signos de insolación incluyen babeo, encías enrojecidas, vómitos, diarrea, embotamiento mental o pérdida de conciencia, movimiento descoordinado y colapso. Así que es importante estar atento para no llegar a estos últimos. 

    ¿Cómo reaccionar ante un golpe de calor? 

  • Calma e inmediatez: la actitud clave
  • Muévelo a una zona fresca o de sombra y contacta con tu veterinario para explicarle los síntomas y reacciones de tu amigo. 

  • Bájale la temperatura 
  • Es importante mojar a nuestro amigo con agua fresquita. Si no tienes una manguera a mano, puedes colocarle una toalla en el cuerpo y humedecerla con una botella de agua de manera que ayude a bajar su temperatura corporal. 

  • Hidratación
  • Es importante que beba agua pero de manera gradual. Guardar la calma es importante, así que ofrécele agua y trata de que beba sin acelerarse. 

  • Visita al veterinario
  • Es importante que, una vez en la clínica, expliquemos al veterinario todos los detalles del episodio sufrido por nuestro amiguete. Este lo examinará para descartar posibles afecciones y dependiendo del caso podrá incluso ponerle algún tratamiento para su rápida recuperación. 

      

    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados