envío gratis a partir de 35€

Cómo detectar una infección de orina o FLUTD en gatos

Infeccion orina gato

Los gatitos son animales con personalidades generalmente rígidas y hábitos bien marcados, por ello, con poquito que prestemos atención a sus movimientos podremos percatarnos de anomalías que nos ayudarán a detectar a tiempo algunas enfermedades, como las del tracto urinario, también conocido por sus siglas en inglés FLUTD (Feline Lower Urinary Tract Disease), una patología, desafortunadamente, de lo más común entre los gatetes. 


El FLUTD engloba un grupo de trastornos o enfermedades cuyas causas incluyen cristales o cálculos en la vejiga, infecciones de la vejiga, obstrucción uretral, inflamación de la vejiga urinaria (a veces denominada cistitis intersticial o idiopática) y otras anomalías en el tracto urinario. 


Las causas generalmente están relacionadas con cambios en su metabolismo que puede verse afectado por la extrema sensibilidad de los felinos a los cambios: el miedo o la ansiedad pueden tener un impacto directo en este provocándoles problemas de tracto urinario. También puede contribuir el sobrepeso, la falta de actividad física o enfermedades como la diabetes, por lo que hay que estar a la última de salud al día para nuestros despeluchaos. Lo que sería un Meo sano, cuando en cuerpito cuidado. 

 

Cómo detectar una infección de orina : Síntomas

Los síntomas que presentan generalmente esta enfermedad suelen ser: 


1. Aseo excesivo del área genital

2. Dificultad a la hora de orinar que puede conllevar incluso gemidos, mayor frecuencia y poca cantidad de orina con cada intento.

3. Ponerse en cuclillas para orinar frente a ti

4. Orinar en lugares inusuales fuera de la caja de arena como pueden ser en bolsas de plástico, en la ropa sucia, en la bañera o en el fregadero, ya sabes, los caminos de la infección son inescrutables. 

5. Vómitos o diarrea

6. Orina con olor anormal y descolorida (por la sangre)

7. Falta de apetito 


Cómo tratar una infección de orina


El tratamiento dependerá de los resultados de las pruebas y los análisis a los que debes inmediatamente someter en el momento que detectes alguno de los síntomas. Por ello, lo primero es acudir al veterinario para que lo examine en profundidad para descartar otras enfermedades. En algunos casos, los tratamientos incluyen tomar antibióticos, así que síguelo a raja tabla y por el periodo indicado ya que, aunque nuestro bichillo mejore, si suspendes el tratamiento antes de tiempo, la infección podría reaparecer. 


En la mayoría de casos, seguramente debas fomentar su hidratación. Aquí tocará camelarnoslo y ofrecerle agua accesible y a temperatura fresca, reponiéndola de manera frecuente y limpiando el cuenco. En paralelo, trata de incluir en la dieta alimentos húmedos o humedecer su comida en agua. En cualquier caso, será el veterinario el que, en cada, caso nos dé las recomendaciones necesarias para nuestro gatete, porque la vida siempre mejora, cuando meas a tu hora. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados