envío gratis a partir de 35€

¿Son realmente perros peligrosos las razas consideradas PPP?

Existen los perros potencialmente peligrosos

Como muchos sabéis, la legislación en muchos países, entre ellos, España, considera ciertas razas, no por su carácter, sino por sus características físicas que han ido adquiriendo a través de años de evolución, como Perros Potencialmente Peligrosos. 

 

Sobre el papel existen razas consideradas peligrosas como son el Pit bull terrier, Staffordshire bull terrier, American staffordshire terrier, Rottweiler, Dogo argentino, Fila brasileiro, Tosa inu,, Akita inu, Dóberman, Bullmastiff, Dogo de Burdeos, Mastín napolitano, Bóxer, Dogo canario, Bull terrier y Dogo del Tíbet. No obstante, hay un pseudo asterisco que considera también PPP a “sus allegados”, término que os sonará de las restricciones de estas navidades. 


Pues bien, a lo que se refiere es que los mestizos también podrían considerarse potencialmente peligrosos ya que, según la legislación actual, también incluye a aquellos perros que posean una fuerte musculatura, aspecto robusto, configuración atlética, un cuello ancho y musculoso y cabeza voluminosa con cráneo ancho , entre otras. Vamos, todos los perretes de gimnasio. 

 

Por lo que, cualquier persona que decida acoger a un amiguete de este tipo debe obtener una licencia administrativa que certifique que la persona cumple con los requisitos exigidos como son: mayoría de edad, capacidad física y aptitud psicológica, poseer un seguro de responsabilidad civil y un certificado de antecedentes penales medianamente limpio, por lo que si te va la delincuencia juvenil, mejor decántate por un Pomerania. 

 

Pero la pregunta es, ¿tienen realmente tendencia a la agresividad los perros potencialmente peligrosos? 

 

La respuesta es no. La agresividad o la peligrosidad de un perro no viene determinada por la raza, sino por la conducta, y esta se puede trabajar con educación y socialización en la etapa más importante: cuando son cachorros. 

 

Por ello, es vital que, cuando nuestro amigo llega a casa, dediquemos tiempo a crear hábitos con ellos, no solo sobre enseñarle a hacer sus necesidades fuera, sino también trabajar conductas de socialización positivas, favoreciendo su relación con todo tipo de personas (sí, con tu cuñado también), con otros animales y con diferentes ruidos, sintiendo tu acompañamiento y refuerzo positivo. De hecho, un estudio recientemente publicado en la revista Applied Animal Behaviour Science asegura que la conducta agresiva del perro se debe en mayor medida a la conducta agresiva del dueño. 

 

En definitiva, el hecho de que sean estas razas de perro las clasificadas como Perros Potencialmente Peligrosos, no tiene nada que ver con su tendencia a hacer daño, sino que, simplemente, por sus imponentes características físicas el daño físico que podrían causar sería evidentemente mayor. Pero la realidad es otra. De hecho, el Pitbull y el Staffordshire bull terrier son precisamente razas consideradas extremadamente pacientes, por lo que se llevan fenomenal con los peques. 

 

Cuéntanos, ¿Cuál es tu experiencia con estos perretes?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados